Vuelta al cole: ideas para motivar a sus alumnos

La vuelta al cole está a la vuelta de la esquina. ¡Le damos unas ideas para motivar s sus alumnos!
No es fácil ser profesor. Y tampoco es fácil motivar a sus alumnos. Por supuesto, si no consigue motivar a sus alumnos, nunca aprenderán ni retendrán la información, e incluso pueden llegar a ser indisciplinados. Si un alumno está desmotivado puede ser por varias razones. Puede ser que no les interese la asignatura, que los métodos del profesor sean poco atractivos o que simplemente estén distraídos con otras cosas. También puede ser que tengan dificultades para aprender y necesiten una atención especial. Los profesores saben que motivar a los alumnos es una tarea difícil. Sin embargo, la recompensa merece la pena. Los alumnos motivados tienen más ganas de aprender y de participar. Si se imparte una clase con alumnos motivados, es agradable para profesores y alumnos.
La buena noticia es que hay herramientas que se pueden utilizar para motivarlos. Por ejemplo, muchos educadores utilizan incentivos,  y recompensas como badges o medallas para motivar a sus alumnos.

He aquí una forma de motivar a sus alumnos que puede utilizar en su aula: chapas y medallas por buen comportamiento.

Puede utilizar este enfoque en la escuela, pero también para motivar a los jóvenes en una actividad extraescolar: club deportivo, escultismo…

La idea que subyace es que los estudiantes puedan sentirse orgullosos de sus logros: presentación en clase, buenas notas, victoria en un evento deportivo… Pero, ¿cómo motivar una clase con un enfoque que todos conocemos: las recompensas?

Aqui se lo explicamos,  simplemente utilizando medallas e chapas.

Materiales para las chapas y medallas de buena conducta:

– Componentes de fabricación de chapas. Puede elegir el modelo de chapa ultrasegura

– Componentes para las medallas

– Máquinas de chapas

El paquete de recompensas también le resultará muy útil, ya que incluye todo lo necesario para motivar una clase.

¿Cómo utilizar este sistema ?

Esta es una herramienta de comportamiento que funciona semanalmente. Cada lunes, al comienzo de la semana, todos los alumnos reciben una chapa de plata (buen comportamiento). Dependiendo de su comportamiento durante la semana, la chapa del estudiante puede cambiar:

– si el alumno se comporta de forma disruptiva en clase, y si este comportamiento no cambia, el alumno recibe una primera advertencia (verbal) y luego recibe una chapa de bronce (¡advertencia!).

-sol alumno se comporta bien en clase, es respetuoso, y motivado, se implica y tiene un comportamiento ejemplar. Así podrán recibir una chapa de oro. Es una forma de recompensar a los alumnos que respetan las normas de la clase.

– si el alumno se comporta de una manera que ya no es apropiada en clase. Después de dos advertencias (verbales + chapa de bronce), el alumno recibirá la chapa de chocolate (lo que significa que se detenga). Esto significa que su comportamiento ya no es aceptable en clase. A continuación, se impone una sanción al alumno (una nota explicando el comportamiento a los padres) y una tarea para el resto de la clase (la idea es que el alumno reflexione sobre su comportamiento).

– el alumno tiene un comportamiento agradable en clase pero podría implicarse más en la vida de la clase, se mantiene estable, con la chapa de plata

Cada viernes, los alumnos rellenan una ficha individual: colorean su chapa de la semana con el color correspondiente y escriben la fecha debajo. A lo largo de la semana, los estudiantes pueden cambiar de una chapa a otra.

Ejemplo: Si un alumno recibe una chapa de bronce el lunes, es muy posible que reciba una chapa de plata el viernes, si se ha esforzado por corregir su comportamiento.

Si todos los alumnos obtienen una chapa de oro el viernes por la noche, recibirán la medalla al buen comportamiento. Para celebrar la ocasión, puede regalarles una medalla individual, lo que estimulará aún más a los alumnos. En principio, puede observar en su clase que los alumnos están desesperados por conseguir una chapa de oro y, por lo tanto, se ayudan mutuamente, se animan y se felicitan por su buen comportamiento.

Este enfoque permite evaluar el comportamiento individual de cada alumno (chapa personal) pero también el comportamiento colectivo (todos los alumnos deben tener una chapa de oro para obtener una medalla).

Además, las medallas e chapas se pueden hacer fácilmente en clase con una máquina de chapas. Esto será una gran actividad artesanal. Aquí hay un vídeo que muestra los resultados.